Arquitectura artesanal

La construcción en la actualidad ha ganado bastantes avances a lo largo del tiempo. Cada vez vemos más  diseños vanguardistas y nuevos horizontes en la forma en cómo van avanzando técnicas y tecnologías que permiten la creación de auténticas maravillas de la ingeniería. Sin embargo, la arquitectura artesanal no deja de ser tendencia, en este artículo explicamos el porqué.

La preservación de lo artesanal

Aunque los avances de la arquitectura nos abran nuevas corrientes que han surgido desde el modernismo, lo tradicional sigue siendo atractivo. Más allá de que en muchas ocasiones se trate de patrimonio histórico, la arquitectura artesanal siempre ha apostado por resaltar las costumbres y lo valiosa que es la cultura de un lugar en específico.

Esa cultura se nota hasta en los diseños de sus estructuras, hechas a mano o bien construidas con materiales y herramientas de la zona y tradicionalmente usados para la construcción. Estos métodos son el ejemplo perfecto de la preservación de la construcción artesanal en tiempos de hoy y en cómo utilizar materiales tradicionales en diseños modernos.

El interés hacia esta arquitectura

Los diseños varían, en algunas zonas la artesanía destaca en madera, en otros en piedra, unos en ladrillo e incluso otros en la utilización del barro. El método artesanal en la arquitectura tiene una interesante particularidad que lo diferencia del resto, conforme pasa el tiempo, sus estructuras seguirán duraderas y adaptables al entorno.

Razones hay para que aún haya atención e interés por esta rama arquitectónica, quizás la nostalgia de viejos tiempos, la comodidad de tener un estilo rústico donde vivir, o bien una ventana a ofrecer al turismo una muestra de las edificaciones típicas de la cultura de la localidad. La arquitectura artesanal también no solamente se limita a edificaciones viejas, sino a la adaptación de estructuras modernas a materiales artesanales, brindándoles a estos ambientes un decorado único en su tipo.

 

Texto: Luis Enrique

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!