Así fue: Trayectorias del Mayab 2018 Mérida

Augusto José Quijano Axle es sinónimo de arquitectura original, vanguardista y propositiva, pero lo mejor de este nombre —de este hombre— es lo que convoca, más allá de cualquier adjetivo: la amistad de quienes lo han acompañado a lo largo de su vida profesional, la admiración de sus colegas y el cariño que su familia le manifiesta en el auditorio lleno del Centro Cultural Olimpo que diseñara hace veinte años en la ciudad de Mérida.

 

 

Por primera ocasión Grupo México DESIGN otorga el premio Trayectorias del Mayab 2018 a un arquitecto sobresaliente en el sur del país. Su director, Rodrigo Noriega Sánchez, junto con la alcaldesa de Mérida, María Dolores Fritz Sierra, y Elías Cisneros Ávila, presidente del Colegio de Arquitectos de Yucatán, dieron la bienvenida al homenajeado para dar lugar a todo un repertorio de expresiones amistosas, palabras celebratorias y buenos deseos de panelistas e invitados a una ceremonia donde igual hubo anécdotas conmovedoras que derroche de sonrisas y sentido del humor.

 

 

Fue la noche del miércoles 11 de julio cuando se dieron cita varios de los mejores arquitectos mexicanos para acompañar a uno de los suyos con el abrazo de sus discursos: Ricardo Agraz Orozco, Aurelio Nuño Morales, Mauricio Rocha Iturbide, Félix Sánchez, Javier Muñoz Menéndez y Jorge Carlos Zoreda Novelo, bajo la guía de la presentadora Érika Guzmán. Y como suele ocurrir en los premios Trayectorias, también tuvimos la oportunidad de escuchar a la esposa del arquitecto, Ligia (Lili, de cariño), y a su madre, así como en video a sus dos hijos.

“Nos sentimos muy afortunados de poder entregar Trayectorias del Mayab en una de las ciudades más bellas de México”, mencionó Rodrigo Noriega, para luego compartir una reflexión con los asistentes: “Este homenaje no es solamente por la arquitectura. La arquitectura sirve como medio para que estemos todos aquí el día de hoy, cada uno trae su propia esencia”. Finalmente agradeció a Felipe González Vasconcelos, director de Cultura, hacer posible este reconocimiento en el Centro Cultural Olimpo.

 

 

El arquitecto tapatío Ricardo Agraz Orozco comentó cómo desde hace treinta años ha sido “testigo del crecimiento de Augusto como arquitecto. He visto desarrollar una arquitectura, una manifestación desde Mérida con resonancia local, nacional, internacional”.

Aurelio Nuño, socio del despacho Nuño Mac Gregor De Buen Arquitectos y premio Trayectorias 2017 Ciudad de México, se dijo feliz por encontrarse en la ciudad de origen del arquitecto Quijano Axle. “Si hablamos en términos taurinos yo diría que una buena tarde la pueden tener muchos, pero una carrera llena de éxitos, temporada tras temporada, es algo que muy pocos pueden presumir. Hoy se premia la consistencia de toda una carrera, eso es lo que celebramos”.

 

 

Por su parte, Mauricio Rocha Iturbide compartió su satisfacción por contar con premios como el de Trayectorias, a la vez que subrayó la importancia de colaborar en la construcción gremial por parte de los arquitectos, en especial Quijano Axle, quien ha sido un multipremiado arquitecto, académico y conferencista nacional e internacional, un constructor de comunidad que ha logrado romper estigmas como el del centralismo en el país. El papel de los usuarios en el proceso arquitectónico fue abordado por Félix Sánchez, profesor de dibujo del arquitecto Quijano en la Universidad Iberoamericana, quien además, con sencillez, se mostró contento de participar en el homenaje para celebrar “cuando los alumnos superan a los maestros”.

Javier Muñoz Menéndez planteó un recuento de su amistad con el premiado, destacando sus cualidades como un ser humano cabal y generoso, así como su profesionalismo, mientras que Jorge Carlos Zoreda hizo hincapié en su gran vitalidad y disciplina profesional.

La noche todavía continuó con el brindis colectivo por una arquitectura contemporánea que ha sabido aprovechar su contexto físico y cultural, poner en función la intimidad del espacio a partir de luces y sombras que se conjugan para crear un lenguaje propio y al mismo tiempo enraizado en la identidad del Mayab.

 

 

Texto: Carlos Vicente Castro

Fotos: Grupo México DESIGN

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!