Casa Aldebarán: un oasis de paz en el bosque

En 338 metros cuadrados la firma Haro Arquitectos ha construido la Casa Aldebarán, en las inmediaciones del Bosque de la Primavera, en Zapopan, Jalisco. La construcción, hecha mayormente de muro aparente y elementos de madera de parota, se erige como un lugar de descanso y paz en un entorno natural.

 

La fachada está compuesta por líneas sólidas y verticales en la parte alta, y madera y concreto en la planta baja. En toda la casa predomina el color blanco, lo que brinda un toque de simplicidad a los espacios. Desde la entrada, el visitante es testigo de esta comunión con la naturaleza por los árboles la custodian, y que también se hacen manifiestos en los dos patios que circundan la casa.

 

Al centro de la Casa Aldebarán se revela el techo a doble altura, que deja ver el puente que conecta con el estudio en la planta alta. Los techos altos brindan una sensación de libertad, volviendo toda la construcción más estética y sutil.

 

En la planta baja destaca la convivencia de los espacios, sin muros ni líneas divisoras: la sala y el comedor están conectados por una terraza separada apenas por cristales, la cocina cuenta con un ingreso independiente desde la cochera y el estudio puede transformarse en habitación.

 

 

La parte alta está sostenida por vigas de acero de carácter brutalista, lo que refuerza la imagen del puente. El estudio, la lavandería, las dos recámaras secundarias y la principal conviven con la planta baja a través de la doble altura.

 

Casa Aldebarán aprovecha al máximo la iluminación de los espacios, tratando de que la luz sea natural y entre de manera indirecta. Por la noche, la luz que inunda la estructura del puente logra un contraste entre la brutalidad y la sencillez.

 

Texto: Yaheli Hernández

Fotos: Lorena Darquea, cortesía de Haro Arquitectos ©

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!