Cómo se distinguen la construcción habitual de España y Portugal

La arquitectura europea sin lugar a duda ha sido la que más movimientos estelares ha tenido, con un gran enriquecimiento para la materia, y la cultura artística y pedagógica que estás guardan. Países como España y Portugal son un ejemplo de esto, pues incluso llegan a ser ejemplos y bases para la arquitectura de otras naciones.

Aunque las dos son influyentes, tienden a tener sus diferencias entre las cuales destacan primeramente la gama de colores, siendo en su mayoría neutros los de la arquitectura portuguesa, mientras que los españoles optan por los tonos vibrantes en marrones, aunque muchas veces tienden a coincidir, además de esto los materiales, siendo los españoles un poco más rústicos que los de su vecino país, y la diferencia más notoria es como ha resaltado Portugal en la materia, convirtiéndose en ejemplo para el mundo.

 

 

Características de la arquitectura española y portuguesa

La arquitectura portuguesa ha sido mucho más marcada, se ha caracterizado por dejar patrimonio para el mundo, y por otras corrientes tomar el ejemplo del mencionado país, además muchas de estas obras son parte del patrimonio que forma parte no solo de la nación, también del orbe completo.

La española tradicional está caracterizada primero porque esta se divide, por lo general esta acompañado de tejados, esto cuando las construcciones están ubicadas en el campo, de las cuales muchas tienen materiales de construcción en las que se engloban la piedra, la madera y el mármol.

 

 

La construcción habitual española y portuguesa pueden ser parecidas

A pesar de las diferencias que pueden llegar a tener estas corrientes pueden parecerse mucho, y juntas creando una explosión de arte y cultura, precursora para la inspiración de muchos otros alrededor del mundo y enriqueciendo la mente de sus habitantes por la historia que en esas estructuras se encuentran.

 

Texto: Luis Enrique

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!