amitriptyline vs nortriptyline for migraines is nortriptyline an opioid sinequan long term side effects withdrawal effects of effexor average dose of celexa

Construye las paredes de tu casa con paredes de cilindro de concreto

El reemplazo de materiales tradicionales de la construcción como el ladrillo es una de las formas en que la arquitectura e ingeniería nos demuestran lo dinámicas que son las construcciones y la utilización de distintos tipos de técnicas. En este caso, te explicaremos lo que necesitas saber sobre construcción de las paredes de tu casa con cilindros de concreto.

Los usos del concreto

Entre los materiales más utilizados en la construcción de cualquier clase de edificación, desde mucho tiempo atrás siempre se ha destacado el uso del concreto en toda clase de técnicas. Su practicidad y eficiencia lo hacen junto al hormigón uno de los materiales más confiables para construir y para fabricar incluso los propios materiales, del cual uno de ellos en particular nos vamos a enfocar.

Los cilindros de concreto son una clase de ladrillo hecho en su totalidad de este material en hornos especiales, su función es la misma de la de cualquier bloque, la de apilarse para la edificación de muros o de las mismas paredes de la casa.

 

 

Construir paredes con cilindros de concreto

La construcción de paredes con cilindros de concreto, aunque ciertamente se trata de un tipo distinto de ladrillo, la utilización y forma de utilización es la misma bajo un método similar.

Con los cimientos y una sección cavada para poder sostener bien la pared del suelo se van apilando los cilindros uno al lado del otro a medida se va agregando el cemento suficiente para adherir un cilindro con otro. De esta forma a medida se va levantando la pared, se va ganando estabilidad al estar cada uno equilibrado.

Es recomendado en este caso, guiados con la ayuda de un hilo o alambre que esté amarrado en ambos extremos de la pared, guiarse del mismo para la correcta alineación de cada cilindro a medida se va construyendo la pared.

 

Texto: Luis Enrique

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!