Cualidades del aluminio que confieren espectacularidad a la arquitectura

El aluminio es uno de los materiales de mayor uso en la arquitectura, ya que es capaz de dotar grandes beneficios en la construcción desde el aspecto de elegancia, resistencia y durabilidad en las áreas donde es empleado.

El aluminio es un metal no pesado, es de carácter noble, capaz de otorgar al diseño gran contenido visual, debido a la gran diversidad que nos ofrece su empleo y a las numerosas cualidades que posee que son capaces de garantizar seguridad y firmeza a la construcción de edificaciones.

El aluminio posee un muy bajo peso:

Además de  su muy bajo peso, el aluminio posee gran durabilidad, lo que representa una de las grandes ventajas de este material para su uso en la construcción.

Con 1/3 de la densidad del acero, su resistencia es ajustable capaz de adaptarse así a diferentes usos donde uno de  los más resaltantes es el revestimiento de edificios, brindándole a estos un valioso aislamiento.

 

 

Es de fácil aleación:

Esto quiere decir que es sencillo de soldar, por lo cual las láminas diseñadas en este material cumplen numerosas funciones, desde el diseño de paneles como el modelaje del aluminio para el diseño de diferentes texturas decorativas.

Material no corrosivo

Ésta es una característica que influye en gran medida para su uso en la construcción y por la cual es mayormente utilizado para fachadas externas de los edificios, además de ser capaz de adoptar todo tipo de acabados, por lo cual suele ser implementado con otros materiales, como el cristal.

El aluminio es hoy en día uno de los elementos de mayor rentabilidad en el mercado mundial, por lo cual su uso en las diferentes industrias y su capacidad de reciclaje lo hacen uno de los más llamativos en construcción y diseño de edificaciones, como fuente de ingresos y uso en la mano de obra.

 

Texto: Luis Enrique

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!