Diez finalistas del Rado Star Prize France 2018

París, la ciudad que ha visto nacer las tendencias más efervescentes, celebrará la octava edición de su feria de diseño, Paris Design Week. Del 6 al 15 de septiembre el talento de jóvenes diseñadores estará bajo el reflector principal y más de 40 diseñadores de todos los rincones del mundo exhibirán las piezas más propositivas del diseño contemporáneo en Ground Control, el principal espacio de arte de la escena alternativa parisiense.

Para fortalecer e incentivar el trabajo de artistas del diseño emergentes, la lujosa marca de relojes suizos, Rado, otorgará por sexto año consecutivo el Rado Star Prize, cuyo tema es “El diseño inspirado en la naturaleza”, donde los participantes tendrán la oportunidad de explorar posibilidades de utilización de materiales y texturas para cuestionar el papel del consumismo en el diseño actual. Un jurado de profesionales del diseño eligió el trabajo de Jean-Baptiste Durand, Brume lamp, un jarrón capaz de convertir el agua en niebla, como ganador de la edición de este año.

La obra de los diez finalistas del premio también resulta un acercamiento a las conductas consumistas actuales: para Alga, Samuel Tomatis buscó darle un uso productivo a las algas tóxicas que proliferan en las costas de Bretaña, convirtiéndola en objetos de diseño o textiles de diferentes usos.

Studio Liga creó Liga, una caja multifuncional que puede ser mesita de café, de noche o una simple caja. Su composición permite al usuario acceder al almacenaje desde cualquier lado del cubo. Liga está coloreada con un gradiente que se aplica a través de sublimación, lo que le permite ser reproducido en serie.

 

 

La naturaleza se hace presente en la obra de Hélène Quatrefages, Agrume, un confortable sillón-canasta inspirado en un frutero que invita tomar un descanso en compañía. De manera similar, Dune, de Caroline Rigal, apuesta por la comodidad con su sillón cuyo diseño recuerda a los origamis.

Y si de diseños que toman su forma del entorno natural se habla, está Clouds, de Laura Cambon, una pared de vidrio formada por módulos que se pueden ajustar al gusto del usuario. Por su parte, Ihor Skrypnyk  diseñó Moon, una lámpara con la que el efecto de la luz cambiará dependiendo de cómo se la instale, al igual que las fases de la luna.

 

 

Asli Erkun, junto con Mohammad Fadzli Jamil y Ti-Chien Kao, proyectó Damla como una lámpara que transmite tranquilidad a través de los reflejos de luz que brindan el vidrio y el aluminio que la componen.

 

 

¿Podría hacerse un objeto de diseño con un material en bruto? Jonas Edvard busca responder a este cuestionamiento con su trabajo. Para el creador de la lámpara Gesso, la importancia de diseñar estriba en la utilización de materiales simples y honestos.

El comportamiento celular es la materia prima para el trabajo de Hiroyuki Morita, Tighten Up, una colección de muebles hechos con tela en 3D que se encoge con el calor. Por último, el estudio de Giulia Liverani creó Apparenza como un reflejo de la experiencia vital de quien observa los colores por vez primera. Este año en Paris Design Week el diseño joven se convierte en una vívida experiencia natural.

Texto: Yaheli Hernández

Imagen de portada: estudio Jean Baptiste-Durand

Imágenes: cortesía Studio Liga y Laura Cambon

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!