Entregan a Enrique Nafarrate el Honoris Causa del premio Jalisco 2018

“La arquitectura es un espectáculo”, asevera el doctor en arquitectura Enrique Nafarrate Mexía, premio Luis Barragán Honoris Causa 2018 por parte del Colegio de Arquitectos del Estado de Jalisco (CAEJ), quien fue condecorado la noche del 3 de octubre en el Teatro Degollado.

Las personalidades más importantes de la arquitectura tapatía se dieron cita para celebrar la labor tanto de los jóvenes talentos como de los pensadores y constructores de la ciudad, en un emotivo evento que dio muestra del apoyo que los pertenecientes a este gremio manifiestan entre sí.

 

 

Bajo la conducción de Vanessa Vielma, directora de ArchDaily en México, el XVI Premio Arquitectura Jalisco se desenvolvió de una manera fresca y amena. Después de las palabras de bienvenida del presidente del CAEJ, David Loera Márquez, dio inicio la premiación a las obras más destacadas erigidas en la metrópoli tapatía.

Los primeros premios en otorgarse fueron los de categorías: Vivienda Vertical, Salud, Educación, Turismo, Servicios y Casa Habitación. En esta última, uno de proyectos galardonados fue Casa Lumaly del arquitecto Ricardo Agraz. Además, se reconoció la labor de rehabilitación de espacios públicos emblemáticos de la ciudad: el Parque de las Estrellas por parte de los arquitectos Juan Rafael López Vergara Newton, Ana Estefanía Álvarez Cruz y Sergio Ortiz Jiménez, así como La Minerva, por la Coordinación de Gestión Integral de la Ciudad, municipio de Guadalajara.

 

Casa Lumaly, Ricardo Agraz

 

La ceremonia estuvo amenizada con intervenciones de danza y música, en las que se retomó la tradición mexicana con interpretaciones como La Sandunga o danza aérea con motivos de la celebración del Día de Muertos.

La segunda parte de la noche estuvo dedicada a las Distinciones, cuyos nombres marcaron la presencia de las grandes figuras de la arquitectura en Jalisco: Alejandro Zohn Rosenthal al Diseño Arquitectónico para Paolino Di Vece Roux, o Ignacio Díaz Morales al Mérito Académico para Alejandro Serratos Rodríguez, por mencionar algunos.

 

Capilla del Lago, Paolino Di Vece Roux

 

El momento estelar fue la entrega del Luis Barragán Honoris Causa 2018. Enrique Nafarrate Mexía subió al estrado entre ovaciones del público, contento por el reconocimiento a su obra. Personalidades como Mathias Goeritz o José Manuel Vázquez Aldana han sido acreedores a esta presea, que  hasta ahora, después de cinco años de no entregarse, celebra la trayectoria de más de 50 años de Nafarrate Mexía, un parteaguas en la proyección arquitectónica de Guadalajara.

 

 

Para el fundador de la Asociación de arquitectos en Guadalajara, en la que se basó el Colegio de Arquitectos del Estado de Jalisco, la arquitectura “es una obra de arte, un espectáculo, cuando es arte, todo el mundo quiere verla”, por lo tanto, el arquitecto “es un creador, un diseñador”.

Apasionado de su trabajo, Nafarrate Mexía creó proyectos emblemáticos como el Hotel Twin Dolphin en Cabo San Lucas o la Casa Chapalita en Guadalajara, el Centro de Alto Rendimiento en el Nevado de Colima y la Lavandería industrial Promotora Atlanta, además de dedicarse fervientemente a la formación en arquitectura, piedra angular de su labor.

Desde 1985, CAEJ reconoce con el premio Luis Barragán Honoris Causa la carrera de importantes arquitectos, al mismo tiempo que impulsa a las nuevas generaciones a continuar con la excelencia arquitectónica jalisciense.

 

Texto: Yaheli Hernández

Imágenes: José Ruiz y cortesía del Colegio de Arquitectos del Estado de Jalisco

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!