Exquisita remodelación natural

Reconstruido el hotel Marquis Los Cabos Resort & Spa por Jaime y Jacobo Micha, la fachada ciega y el arco que alberga el lobby se aprecian desde la carretera como un distintivo punto de referencia en el paisaje. Diez años después de su construcción en 2004, el hotel terminó severamente afectado por el huracán Odile, que devastó las áreas exteriores e interiores del inmueble. A partir de esta experiencia climatológica la edificación se rediseñó tomando como eje una arquitectura que considera su vulnerabilidad ante la fuerza de la naturaleza.

La reelaboración de su concepto se traduce entonces en un espacio de grandes muros, jardines, pasillos y corredores que dialogan con un contexto propicio para el descanso físico y espiritual de los visitantes. El propósito principal es provocar el regreso del huésped a Los Cabos y su revisita al hotel Marquis, idea planteada por los fundadores de Archetonic, quienes después de esta experiencia se confiesan visitantes constantes de la zona.

Gracias a la aguda visión del despacho con sede en Ciudad de México, la postal que dibuja el hotel es la de casi un monolito insertado en el paisaje, penetrado por un lobby que a su vez funciona de mirador. El brutalismo del conjunto de habitaciones y amenidades es suavizado por sus blancos, que intentan llevar al interior de la bóveda los tonos minerales del entorno.

El hotel ofrece una plataforma que sitúa al visitante como testigo del Mar de Cortés y de la integración de su diseño paisajístico con el desierto. En la yuxtaposición de playas y arenas con su particular población de cactáceas, se aprecia un oxímoron ecológico, contrapunto y elemento exclusivo que subraya la naturaleza a la que se une el corredor turístico Cabo Real, en Baja California Sur.

El enlace entre el mar y el desierto se teje con las dos grandes espejos de agua de vista infinita que nacen desde el lobby para desbordarse en una cortina de 20 metros de largo, bajar hacia los restaurantes El Suspiro y Entre dos Mares y rematar en una alberca semicircular que funciona como nodo entre las áreas exteriores a nivel de playa, integrándose así a la parte central del proyecto.

Lee el texto completo en nuestra edición número 47 de México DESIGN. 

Texto: Osvaldo Ortiz

Fotos: Rafael Gamo©

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!