Hotel Esencia, el secreto mejor guardado de la Riviera Maya

Entre Tulum y Playa del Carmen se ubica Xpu-Ha, playa que resguarda al Hotel Esencia, un espléndido refugio ancestral en la Riviera Maya. Diseñado originalmente por el arquitecto Gabriel Núñez en 1992, fue proyectado como la residencia de una duquesa italiana. En 2005, con la intervención del arquitecto Alfonso Núñez, nace el hotel boutique, que convierte a la mansión en un nuevo y sofisticado espacio de descanso.

 

 

La adaptación del hogar de la duquesa como hotel no sufrió demasiados cambios: la parte principal sigue siendo la casa, y a su alrededor, conectadas a través de senderos, se distribuyen las apenas 38 suites y tres villas, que otorgan a los huéspedes un ambiente de completa privacidad y atención.

 

 

Cada una de las inmaculadas suites está circundada por terrazas particulares con vistas al jardín o a la costa, aunada a los lujos propios de un hotel que pone a la hospitalidad como su cualidad principal.

 

 

A la par de encontrarse en uno de los destinos más codiciados del país, Hotel Esencia no solo se caracteriza por los lujos. La playa de Xpu-Ha, extraordinariamente preservada, es constantemente el escenario del nacimiento de las tortugas marinas.

 

 

La gran arquitectura de la antigua mansión ha sido merecedora innumerables premios: por lo menos en este año y el anterior, Trip Advisor reconoció al Hotel Esencia con The Traveller’s choice, The 5 best hotels, The 25 Best Luxury Hotels in Mexico, The 25 Hotels with the Best Customer Service in Mexico y The 25 Best Spa and Relaxation Hotels in Mexico. Por su parte, Condé Nast Traveller UK, lo colocó en su Gold List Winner, entre otros galardones.

 

 

La tranquilidad de la playa, lejos de los grandes desarrollos turísticos, hace que hospedarse en Hotel Esencia sea más que disfrutar de unas vacaciones, para convertirse en una auténtica experiencia vital.

 

Texto: Yaheli Hernández

Fotos: Carlos Díaz Corona (cortesía de Alfonso Núñez)

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!