Karla Dueñas: la ilustración como pasión

Coloridas y juguetonas escenas de la vida cotidiana: un día soleado paseando por el Millenium Park de Chicago, con vistas al famoso “frijol” de Anish Kapoor; viajes por una carretera otoñal, relatos infantiles, como la Caperucita Roja, perros olisqueando puestos de fruta… todos estos sketches cuentan historias.

 

 

Son las historias que cuenta Karla Dueñas, joven ilustradora de origen tapatío radicada en esta misma ciudad, quien desde pequeña supo que su pasión era el dibujo. Y la música. Desde que tiene uso de memoria le gusta cantar y dibujar, a veces las dos al mismo tiempo.

 

 

Pero casi siempre algo pasa. A pesar de que sepamos desde nuestra niñez qué es lo que nos definirá durante el resto de nuestra vida, la vida misma se impone y nos desviamos un poco de nuestra meta. Aunque siempre podemos volver. “Desde hace casi dos años dejé mi trabajo de oficina y dedicarme a lo que más me apasiona, y, ¿sabes qué? no puedo estar más feliz”.

 

 

Entonces uno retoma su camino. Egresada de la carrera de animación, Karla Dueñas se desempeña ahora como freelance además de hacer sus ilustraciones y mini retratos. Al día de hoy, partiendo desde septiembre del año pasado, se suman 26 retratos de personas y dos de perros.

 

 

Haber elegido la ilustración como oficio significa para Karla un estilo de vida. Siempre está dibujando algo, lo que sea, todos los días. Como retratista, no pide a su modelo quedarse quieto y solo ser pintado: platica con ellos, busca conocerlos.

 

 

La música también forma parte esencial de su cotidianidad. Disfruta mucho cantar y tocar el ukulele, tomar café o té, nunca sin pan dulce o galletas.

¿Cómo ve Karla Dueñas su presente y su futuro? En el presente, los retratos y las ilustraciones infantiles. Para el futuro, que esos  últimos dibujos se conviertan en numerosos cuentos para niños.

Para conocer más del trabajo de Karla haz clic aquí.

 

 

Texto: Yaheli Hernández

Imágenes: cortesía de Karla Dueñas

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!