Museo de Arte Directo (MAD): Marcos Kurtycz

“El espacio en el que se desarrolla este trabajo es mi propiedad y se llama Museo de Arte Directo (MAD); su abreviatura tiene una broma que me gusta mucho, pues en inglés significa “loco”; sí, locura cultivada, además mi condición de cuerdo es a veces tan molesta”, explicó sobre la calle, su territorio favorito, el artista  Marcos Kurtycz a Dulce María Alvarado Chaparro para el libro que registra la historia del performance en México*. Desde septiembre es también un MAD el Museo Amparo en Puebla  gracias a la retrospectiva Contra el estado de guerra, un arte de acción total,  del polaco-mexicano que ayudó a transformar la forma en la que vivimos, hacemos y disfrutamos del arte multidisciplinario.

 

 

Bajo la curaduría de Francisco Reyes Palma, esta reunión de libros, carteles, tarjetas, cartas, libros de artista y libros objeto, “para acercarnos a la manera en la que más que asumir de manera mecánica los modelos hegemónicos, Kurtycz entroncó contra ellos, los puso a prueba y reconfiguró dentro de un mecanismo anárquico, no tanto de apropiación sino de integración a la mecánica del accionismo”, explica el museo, uno de los espacios más reconocidos del arte contemporáneo en el país.

 

 

Del libro de artista al arte como libro o a la serie de performances-serpientes con las que Kurtycz experimentó durante su carrera artística repleta de acciones contestatarias, y sobre todo, poéticas, esta muestra repasa a un pensador de su tiempo, pero también de un pasado del que huyó para encontrar lo que llamó su verdadera tierra, México. De formación en ingeniería, parte de la obra de este artista repasa con humor la ciencia, como la “chanclografía” y el “comalprint”, inventos que funcionaban para crear arte con vitalidad y humor. De su predilección por el performance, las piezas del artista suelen convertirse en verdaderos manifiestos del cotidiano nacional, pero también en declaratorias políticas y denuncias sociales.

 

 

“¿Cómo alguien modifica la calle? ¿Cómo se puede luchar contra esa erosión?”: cuestiones importantes para Kurtycz, también expresas en el libro de Alvarado Chaparro. La apuesta quizá es que el artista sí logró retratar esa calle antes de, después de, y todavía hoy, y como muestra solo falta visitar Contra el estado de guerra, un arte de acción total, que estará en el Museo Amparo hasta enero del 2019.

 

 

(*) Performance en México / 28 testimonios 1995-2000, de Dulce María de Alvarado Chaparro. Colección 17, México, 2015.

Texto: Dolores Garnica

Fotos: cortesía del Museo Amparo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!