Neuchâtel-Cuadrante Polanco: residencia urbana

Para quienes vivimos en las ciudades, pareciera que conforme se vuelven más grandes, al punto de la megalópolis, es más fácil perder la interacción humana: encontrarse solo en un entorno repleto de gente. Los puntos de encuentro aumentan al crecer las urbes, lo mismo que la cantidad de personas que desean habitarlas. No resulta fácil fomentar la convivencia y la vivienda de calidad en un solo espacio, pero para la firma Arditti + RDT Arquitectos, son estos los motores que impulsan, junto con la desarrolladora inmobiliaria MIRA, el proyecto Neuchâtel-Cuadrante Polanco.

 

 

 

Ubicado en Nuevo Polanco, en 98,365 metros cuadrados se construyeron dos torres residenciales emplazadas en un terreno de casi tres hectáreas y sobre una huella de 4,600 metros cuadrados en su primera etapa. Estas dos torres formarán parte de un conjunto que albergará tres bloques adicionales de viviendas, además de otros tres bloques de oficinas que se realizarán en las etapas sucesivas del proyecto.

 

 

Sobre la materialización formal de los dos volúmenes de las torres, se otorgó prioridad al uso del cristal y de terrazas que expresen liviandad, en contraste con un elemento sólido que contiene los bloques de departamentos. La torre Sur da cabida a 275 unidades de vivienda y la Norte a 273, distribuidas en 26 pisos sobre el nivel de la banqueta.

 

 

 

Muchas de las actividades de esparcimiento que las personas realizan todos los días pueden llevarse a cabo en este lugar. El emprendimiento inmobiliario ofrece amenidades como piscina, gimnasio, salones de clases particulares y de usos múltiples, sala de estar con terraza, ludoteca, áreas de juegos para niños y de espera para transporte escolar, parque para mascotas, plazas públicas, estacionamiento para visitas y área comercial en la planta baja.

 

 

Para Arditti + RDT Arquitectos el peatón es un ente regulador de los espacios, los cuales, generados a partir del concepto de los lugares abiertos, provocan el contacto entre sus habitantes y el paisaje.

 

 

Neuchâtel-Cuadrante Polanco se posicionará en 2020 como un nuevo centro urbano que busca minimizar las problemáticas de movilidad, conectividad y de distancias en la Ciudad de México. Todo esto con el objeto de mejorar el estilo de vida capitalino.

 

 

 

Texto: Yaheli Hernández

Imágenes: DECC, cortesía Arditti + RDT Arquitectos

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!