Romper con lo establecido: Schiele y Basquiat en la Fondation Louis Vuitton

Inicios del siglo XX. La Secesión. Un artista austriaco que decide romper con el academicismo a través de sus inquietantes retratos. Finales del siglo XX. Las vanguardias. Nueva York. Un joven y fugaz artista con una obra que escapa de los cánones y las jerarquías. Las geografías podrán ser distintas, pero la historia de Egon Schiele y Jean-Michel Basquiat es extrañamente parecida. La Fondation Louis Vuitton dedica una retrospectiva al trabajo de estos dos enormes artistas, que desde el 3 de octubre y hasta el 14 de enero podrá apreciarse en París.

 

Egon Schiele. Self-Portrait with Peacock Waistcoat, Standing, 1911. Gouache, watercolour, and black crayon on paper, mounted on cardboard. 51.5 x 34.5 cm. Collection of Ernst Ploil, Vienna.

 

La exhibición, planeada de manera cronológica, mostrará los paralelismos y las similitudes entre Schiele y Basquiat, partiendo de dos conceptos fundamentales para la comprensión de su legado, la fugacidad y la intensidad. Presentadas separadamente, las dos exposiciones respetan el contexto específico de cada uno, dos momentos que fueron tanto ricos como disímiles. De la misma forma, se encuentran en línea con uno de los cuatro ejes fundamentales de la colección: la subjetividad y la visión expresionista de los artistas.

 

Jean-Michel Basquiat. Anthony Clarke, 1985. Acrylic, oilstick and collage on wood. 244 x 139 cm. Private Collection, London © Estate of Jean-Michel Basquiat Licensed by Artestar, New York.

 

El trabajo de Schiele (1890-1918) encontró su cúspide en los años veinte de la mano de Gustav Klimt. Relacionado con el expresionismo, en 1911 se recluye para concentrarse enteramente en su producción, de donde surgen sus retratos y desnudos con dejos de distorsión, miradas introspectivas y sugerentes expresiones. Para Suzanne Pagé, curadora en jefe de la exhibición, Schiele “se atreve a expresar una sexualidad cruda a través de una dura mirada sobre sí mismo y sus modelos. La tragedia está en todas partes”.

 

Egon Schiele. Standing Female Nude with Blue Cloth, 1914. Opaque colour, watercolour, graphite on vellum paper. 48.3 x 32.2 cm. Germanisches Nationalmuseum, Nürnberg.

 

Basquiat fue un parteaguas importante en el Nueva York de los años ochenta, formó parte de la escena underground, caracterizada por la identidad en el arte, los héroes y los guerreros, leitmotiv de su trabajo. De orígenes haitianos, Basquiat fundamentó sus obras bajo el lema “Realeza, heroísmo y las calles”. Dueño de “un ímpetu juvenil transmitido por una rabia real que pretende imponer la presencia de la figura negra, luego de la dolorosa realización del artista de su ausencia en el mundo del arte, particularmente de los museos”, en palabras de Pagé.

 

Jean-Michel Basquiat. Untitled, 1981. Acrylic and oilstick on canvas. 205.7 x 175.9 cm. The Eli and Edythe L. Broad Collection © Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York. Picture: Courtesy of Douglas M. Parker Studio, Los Angeles.

 

Egon Schiele. Lovers, 1918 (unfinished). Oil on canvas. 155 x 210 cm. Leopold, Private Collection.

 

Esta será la primera vez que la Fondation realiza una retrospectiva de un artista “histórico” de la talla de Egon Schiele, así como la primera exhibición de esta magnitud —120 obras, muchas de las cuales nunca habían estado en Europa antes— de un solo artista, Basquiat.

 

 

Texto: Yaheli Hernández

Imágenes: cortesía Fondation Louis Vuitton

Crédito de portada: Jean-Michel Basquiat. Grillo, 1984. Oil, acrylic, oilstick, collage and nails on wood. 243.8 x 537.2 x 47 cm. Fondation Louis Vuitton © Estate of Jean-Michel Basquiat. Licensed by Artestar, New York. Picture: © Fondation Louis Vuitton / Marc Domage

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!