¿Se pueden romper las reglas en el diseño de interiores?

Las normas fueron hechas precisamente para que puedan cumplirse, puesto que el hecho de romperlas puede perjudicar no solo la estructura: también a las personas que habitan las construcciones. Sin embargo, hay algunas veces en las que se pueden hacer excepciones y romper las normas para seguir innovando y creando nuevas cosas, pero claro, debes tener cuidado con qué normas dejes seguir, puesto que puedes obtener como resultado un desastre que ni a ti mismo termine gustándote.

Puedes hacer estas rupturas de las normas sobre todo en lo que se refiere al tipo de pintura, a los contrastes o a la combinación de texturas. Para ello te daremos algunos consejos.

 

 

Normas que puedes romper en el diseño de interiores

En este punto puedes ser flexible y jugar un poco con las normas que existan: una de éstas por ejemplo es el contraste de las texturas o el uso apropiado de los colores según el ambiente, utilizando los colores fríos en ambientes cálidos y viceversa, por lo que aquí puedes variar.

Además de esto, puedes jugar con la ubicación de las cosas y con la forma en la que lo haces; esto es recomendable sobre todo en el diseño del cuarto para niños, pues así lograrás que los adornos que van en las paredes (como los cuadros) pierdan su alineación clásica de biblioteca o museo. De esta forma le darás un toque divertido a la habitación.

Sé creativo rompiendo las reglas

Solo y exclusivamente en este aspecto, puedes ingeniártelas para ser creativo e innovar en el diseño. Comienza cambiando la posición de los objetos a otros lugares que no son convencionales; haz que las cosas contrasten poco usando diferentes texturas, añadiendo cosas atrevidas a los diseños, y si eres de los que prefiere comodidad antes que algo que sea estético, trata de buscar los muebles que sean de tu agrado por encima de que se vean bien en tu diseño de interiores.

 

Texto: Luis Enrique

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!