Trayectorias 2018 Guadalajara: Fernando Quirarte

“La arquitectura es una aventura creativa. Hay que leerla, compartirla, escucharla y, sobre todo, vivirla.”

Fernando Quirarte

 

“La vida es una continua suma de experiencias”, dice sonriente y satisfecho Fernando Quirarte Jiménez, premio Trayectorias 2018 Guadalajara. Mientras dicta este lema se le podría imaginar dibujando en la libreta que siempre carga, viajando por el planeta para conocer alguna solución arquitectónica que admire, manejando su motocicleta BMW, navegando en velero, practicando rapel, ciclismo o alpinismo, saltando en patineta, jugando con su nieta y, al mismo tiempo, “sacando la mejor versión de cada persona a su alrededor”, explica su hijo Fernando.

 

 

La arquitectura como pasión. El maestro Quirarte vive la vocación que descubrió desde los cinco años, cuando “mi padre me dibujó un paisaje sencillo de un rancho con su cabaña, corral y cerros al horizonte para que yo lo copiara, haciendo hincapié de no calcarlo. Suena fácil, pero a esa edad fue todo un reto. Antes de hacer la primera línea mi mente empezó a calcular proporciones, a generar ejes para escalar buscando que quedara lo más parecido, a decidir por dónde empezar, a elegir el elemento inicial —que es lo que genera todo— y de ahí lo demás…”. Y lo demás fue su formación jesuita, “intensa, humanista y práctica” que hasta hoy complementa su visión artística: “Gracias a mi educación veo mi labor desde un ángulo humano”. A este valor habrá que agregar su sólida visión creativa y entusiasta: “Ante cada proyecto me pregunto: si yo estuviera allí, si viviera allí, qué querría, y entonces el confort, la función, la estética, la rentabilidad y el cuidado del medio ambiente surgen como una solución. Justo allí todo cobra forma”.

 

 

Más de 60 hoteles proyectados o construidos. Más de 30 años de experiencia en desarrollos turísticos, inmobiliarios, de servicios, residenciales, deportivos y comerciales, y la carrera de Fernando Quirarte sigue en ascenso y creando para todos los que viven los espacios. Es esta, quizá, una de las claves para el éxito: planear y solucionar instalaciones y estructuras para el propietario, pero también para el equipo que hará funcionar el lugar después de inaugurado, desde el operador hasta el promotor y el usuario, ese último peldaño. “La arquitectura es más práctica que teoría. Es aprender cómo se vive y lograr una habitabilidad agradable. Un bello confort. Una visión. Un sentido de arribo”.

 

 

Quince proyectos para la multinacional turística Iberostar, de México a Brasil, pasando por Jamaica y Cuba. El monumental complejo Gran Bahía Príncipe Tulum, así como dos Palace Resorts en Cancún y en Xpu-Ha destacan entre los más reconocidos dentro y fuera de nuestro país. Una lista a la que se podrían agregar hoteles y condominios en Puerto Peñasco o San Carlos, Guadalajara y Ciudad de México, entre otros. Actualmente la firma trabaja en tres proyectos en Aruba y próximamente en República Dominicana y Puerto Vallarta, todos testigos de que Quirarte y su equipo son de los máximos creadores mexicanos de experiencias con presencia internacional.

 

 

Texto: Dolores Garnica

Fotos: cortesía de Quirarte Arquitectura y Diseño

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

1 Comment
  • ana rosa perea

    noviembre 13, 2018 at 8:05 pm Responder

    Felicidades por este reconocimiento a toda su aportación a la arquitectura del pais..!

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!