Trayectorias 2018 Guadalajara: Fernando Quirarte

En el estrado del Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara, en el Museo de las Artes, MUSA, el arquitecto Fernando Quirarte recibió el premio Trayectorias 2018 Guadalajara. Arriba, “La exaltación del hombre a través de la ciencia” de José Clemente Orozco. Abajo, en las butacas y rindiendo tributo al hombre, al arte y a la ciencia, 250 personalidades de la arquitectura, el interiorismo y el diseño de México.

 

 

“Hoy me siento contento, orgulloso y agradecido. Estar aquí, rodeado de mi familia, amigos y colegas, después de recorrer el mundo, es llegar a la cima. He hecho de la arquitectura una aventura creativa. La arquitectura no es para el arquitecto, es para quien la habita. Que alguien regrese a un lugar que construí es el mejor halago a mi trabajo. He aprendido que la única forma de crecer es haciendo equipo. Este premio es una celebración de la arquitectura y el diseño”, confirmó el arquitecto Fernando Quirarte al recibir el premio en su ciudad natal, Guadalajara.

 

 

“Le rendimos tributo al arquitecto Fernando Quirarte no solo por su trayectoria arquitectónica, sino también por su esencia humana, eso define a Trayectorias, el premio que nació en 2011 en Ciudad de México, en el Palacio de Bellas Artes. Este año tuvimos la fortuna de estar en Monterrey, Mérida, Ciudad de México. Hoy cerramos en casa, en Guadalajara”, explicó Rodrigo Noriega, director de Grupo México DESIGN, al abrir los discursos de la noche.

 

 

“Reconocer a un arquitecto es reconocer su amistad”, sentenció el arquitecto José Luis de la Peña Rivero al recordar una de las frases del premiado: “la arquitectura es la vivencia de un espacio y está a la escala de los sueños”. Por su parte, el licenciado Ramiro Navarro destacó la pasión que lo une a Quirarte, la arquitectura y las motocicletas: “como buen arquitecto, siempre tiene una explicación para todo. Lo que proyecta y dice siempre es congruente, Fernando nunca pierde el estilo, por eso es un honor y un placer ser su amigo”.

 

 

Para el diseñador industrial Sebastián Lara, “Fernando Quirarte es un excelente ser humano, esposo, padre, y por consiguiente un excelente arquitecto. La arquitectura, para él, no es solo una disciplina, es un estilo de vida”. En su ponencia, el arquitecto Rigoberto Magaña destacó el trabajo del maestro Quirarte en la construcción, además de su vocación por el diseño, su generosidad y  sencillez, “por ser un impulsor de ideas”.

 

 

“Reconocer es mirar con la mente, es volver a conocer a alguien que habías perdido. Es el palíndromo más grande de la lengua castellana. Fernando es sin duda un arquitecto en toda la extensión de la palabra, hace honor a su tarea. Es el arquitecto que me permitió entender que los conceptos se transforman en sus propias cualidades, y estas en un proyecto”, dijo el licenciado Francisco Borrego Estrada. El arquitecto Pepín Hernández Laos habló sobre la trayectoria del maestro Quirarte, de quien destacó tres cualidades: el entusiasmo “que nos proporciona el interés por vivir en el presente”; la disciplina “que nos lleva al ejercicio de la ciencia o a la disciplina del arte”, y la responsabilidad “una capacidad para responder a una solicitación que nos demanda un momento preciso, un instante”.

 

 

Después de las palabras de sus hijos, Andrés, Fernando y José Antonio, además de su esposa, Sofía, quien agradeció a los presentes por su asistencia a esta importante celebración para la familia, Rodrigo Noriega entregó el premio Trayectorias 2018 Guadalajara al homenajeado. Arriba, el mural de Orozco todavía rinde tributo a la maravilla de la mente humana. Abajo, en las butacas, todos aplaudieron a uno de sus ejemplos: Fernando Quirarte.

 

Texto: Yaheli Hernández y Dolores Garnica

Fotos: Gerardo Noriega y José Ruiz

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!