seroquel xr 150 mg remeron mood stabilizer klonopin and wellbutrin topamax or pamelor for migraine seroquel alcohol

Tributos que Perduran: Pedro Ramírez Vázquez

El Museo Nacional de Antropología, el Estadio Azteca y la imagen gráfica de los Juegos Olímpicos del 68, son algunas de las obras que fueron producto del gran genio del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez (1919-2003), homenajeado en la edición de este año de Tributos que Perduran, iniciativa de Perdura para reconocer a los arquitectos cuya obra se ha vuelto icónica en nuestro país.

 

 

Para el homenaje, Perdura convocó a estudiantes de diferentes universidades con el requisito de que cursaran a partir del quinto semestre de arquitectura. En equipos de tres y bajo la asesoría de un director de un despacho de arquitectura, los futuros arquitectos trabajaron en la reinterpretación de uno de ocho de los proyectos más emblemáticos de Ramírez Vázquez.

 

 

“Nos sentimos honrados de todos los arquitectos que participaron en esta actividad que sirvió para darse cuenta de que hacer obras de la envergadura de las que desarrolló don Pedro y el equipo que lo acompañara en su momento, no es tarea fácil. Nos atrevemos a decir que pocos mexicanos existen de esa altura pues ser líder, urbanista, arquitecto, funcionario y, sobre todo, saber servir… es un privilegio y responsabilidad mayor…” comentó Mariana Pérez Apodaca, jefa de Proyecta Perdura México.

 

 

El pasado mes de noviembre se llevó a cabo el evento de clausura, donde se entregó el reconocimiento “El Alarido” pieza creada por el propio Ramírez Vázquez en 1990, de la cual se hicieron mil réplicas más, hechas por él mismo. La inspiración para el nombre de la pieza viene del grito de júbilo ante un gol, o la expresión de enojo ante una decisión en contra. “El Alarido” fue creado originalmente para el equipo de las Chivas, “el rebaño sagrado” que en ese entonces era una sociedad presidida por el señor Aurelio Hernández y Alberto Agnesi. De esta manera, Tributos que Perduran celebró los casi cien años de vida a del arquitecto Pedro Ramírez Vázquez y a la imagen que creó de los Juegos Olímpicos en su 50 aniversario.

 

Texto: Perdura

Fotos: cortesía Perdura

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!