Arquitectura sustentable: Día Mundial del Medio Ambiente

Faulkner Browns Architects ha creado un gran complejo deportivo.  Sportcampus Zuidepark, ejemplo de arquitectura sustentable en el corazón de un hermoso parque histórico en La Haya, Países Bajos. Todo el techo está aislado con una capa vegetal viva y paneles fotovoltaicos que proveen la energía total que consumen las instalaciones. Las regaderas son alimentadas por un sistema de calentadores solares. Posee también un sistema pasivo de intercambio de temperatura entre la superficie y dos pozos subterráneos, que enfrían o calientan, según la temporada del año.

 

 

La piel del edificio ubicado en los Países Bajos cambia su color durante el día, con las diferentes condiciones de luz. Proyectos como este, de arquitectura sustentable, celebramos hoy en el Día Mundial del Medio Ambiente.

 

 

El campus incluye un gimnasio, área para deportes de playa, gradería y una sala de usos múltiples, así como una gran variedad de espacios dedicados a la ciencia y educación del deporte. El edificio busca representar el movimiento a través de sus curvas exteriores, donde parece que las aristas del edificio se alejan.

 

 

¿En qué reflexionamos con la arquitectura sustentable en el Día Mundial del Medio Ambiente?

Cada año nuestro planeta recibe 1.5 trillones de kilovatios por hora, quince mil veces más energía que la que consume toda la humanidad en este mismo lapso. Actualmente la eficiencia de las placas fotovoltaicas (paneles solares) está lejos de ser ideal, pero constantemente se investigan nuevos materiales para hacer más viable la captación de la luz solar y sustituir a los combustibles fósiles. De esta forma la sociedad, con más proyectos de arquitectura sustentable como este, ya no dependería de fuentes agotables, concentradas en las manos de unos cuantos.

 

 

Es importante cambiar la forma en que concebimos la energía como algo que debe ser producido en otro sitio y entregado a nosotros con cables y facturas. Podemos convertirnos en productores de la energía que necesitamos y cada vez hay más formas de hacerlo: desde los paneles fotovoltaicos tradicionales, hasta innovadoras soluciones que integran la producción de energía a nuestra ropa o accesorios. Podríamos funcionar como la plantas que absorben la luz del sol para producir su alimento, y el de otros seres vivos.

 

 

Para todos, El Día Mundial del Medio Ambiente se estableció en la ONU en su resolución del 15 de diciembre de 1972.​ Lo celebramos desde 1974 el 5 de junio de cada año, fecha con la que se dio inicio a la Conferencia de Estocolmo en 1972, cuyo tema central fue el Ambiente​ y dos días después del Día Mundial de la Bicicleta.

 

 

Puedes disfrutar de este y otros proyectos en nuestra sección Vida Verde de la edición impresa de México DESIGN 50. Para suscribirte pulsa aquí.

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!