Averanda, todo cabe en un mismo lugar

Las propuestas de edificaciones de usos mixtos no dejan de tomar lugar en las distintas ciudades de nuestro país. Entre esta diversidad de ofertas, uno de proyectos más destacados es Averanda, centro comercial y de usos mixtos edificado por Ares Arquitectos en colaboración con Proarquitectura.

 

 

El objetivo que Ares Arquitectos, una firma de origen tapatío que se ha convertido en un referente primordial en la edificación de espacios comerciales, busca con Averanda, es ofrecer oficinas, viviendas, hoteles y comercios en un solo lugar. Este sitio posee pasillos abiertos y semi-cubiertos, más un jardín central que otorga una sensación agradable y de calma a sus usuarios.

 

 

Averanda, ubicado en Cuernavaca, Morelos, e inaugurado en noviembre de 2017, está compuesto por un cuerpo de dos niveles de área comercial y cuatro de estacionamiento. En ellos se incluyen tres torres de vivienda de 18 niveles cada una (que en conjunto conforman alrededor de 60 departamentos por torre) además de una torre de oficinas de diez niveles y dos hoteles business class. Todo en un ambiente lujoso y elegante.

 

 

La construcción del centro comercial se sostiene en diferentes plataformas adaptables a la morfología del terreno: cuenta con pasillos, circulaciones verticales y elevadores que se comunican entre sí, lo que facilita el traslado y lo vuelve eficiente entre los diferentes estacionamientos y las plantas comerciales. En 60,468.48 metros cuadrados de áreas privativas se extienden las amenidades, entre las que se encuentran tiendas ancla y sub-ancla, departamentales, cines, restaurantes, áreas de diversiones, locales menores y de fast food.

 

 

En añadidura, este proyecto cuenta con una calle posterior propuesta por el centro comercial que puede utilizarse como calle de transición para los vecinos y los usuarios del área comercial. Esta calle también resulta una conexión para las zonas de andenes y servicios, ubicados estratégicamente como servicios para los locatarios.

Imágenes y texto: cortesía de Ares Arquitectos

 

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!