nortriptyline severe side effects cases cymbalta and insomnia celexa and diarrhea equivalent dose of amitriptyline vs nortriptyline can you drink alcohol on paxil

Hotel, dulce hogar: Cronoslab es guay

Esta es la historia de un concurso. También de un laboratorio de arquitectura español, Cronoslab. Y de un manifiesto que nos gusta para cambiar la visión de “hotel”, ahora que están en crisis frente al Airbnb y otras formas de hospedaje, según los expertos.

En 2016, el despacho con sede en Madrid participó en un concurso para la cadena hotelera Eurostar, y parte de su proceso creativo resultó en un manifiesto para transformar el concepto de “hotel” en un “sistema facilitador de domesticidad para el viajero del futuro”. Así, platicamos en exclusiva con los creativos de Cronoslab (Iván López Cristóbal, Juan Rol y Cristina Gutiérrez Chevalier, fundadores) para reconocer los cinco puntos básicos de sus creativas propuestas.

 

 

Artículo 1: Objetos en un hotel

“Los objetos son entendidos como aportares de lo doméstico, los muebles no constituyen nuestro hogar. Son nuestras pertenencias las que colocadas en un lugar dentro del espacio de convivencia domestican el espacio, lo hacen nuestro”, explica el manifiesto de Cronoslab. “El hogar lo hace su inquilino”, explican en entrevista los creadores de un portamaletas movible, de un escritorio con todas las facilidades para la computadora, incluyendo una ventana perfecta para sentarse a trabajar.

 

 

Artículo 2: Espacios flexibles

“El espacio no es rígido, hay que capacitar al espacio con la sorpresa. El espacio rígido no permite al habitante desarrollar un programa heterogéneo, la rigidez aporta una desconexión co la vida cambiante del usuario.” La habitación, toda, como una recámara donde hay flexibilidad, movilidad y capacidad de cambio. Esta propuesta agrega, por ejemplo, ruedas a los muebles que obstruyen, así como espacios de almacenamiento como módulos cambiables.

 

 

Artículo 3: Los elementos son lo que son

“No se trata de construir diseños complejos que confundan al usuario en su capacidad de percepción. No se esconde como funcionan los muebles. Prima la funcionalidad frente al diseño”. A este artículo habría que agregar parte de la propuesta de Cronoslab para Eurostar, como una cortina para encerrarse de la propia habitación o las conexiones a la electricidad expuestas. “Hay que entender los espacios de hoteles como lo que son. Según su función comercial y sabiendo en qué épocas se han desarrollado. Al fin y al cabo los hoteles funcionan un poco como los hoteles cápsula japoneses, un espacio para descansar unas horas y seguir tu viaje”.

 

 

Artículo 4: De lo cotidiano en el hotel

“Se parte de un diseño básico que el usuario pueda hacer suyo, unas herramientas esenciales que pueden ser manipuladas para que el huésped encuentre su entendimiento de lo cotidiano“. ¿Qué tal una zapatera en la habitación? ¿Quizá algunas plantas para cuidar frente a la ventana? ¿Un tablero con post-its para que no se olviden los urgentes? Para la firma “está claro que cada persona concebiría un hotel de manera distinta”.

 

 

Artículo 5: Social

“Dar la posibilidad de deshacer un espacio hermético, crear espacios para ser compartidos que generen nuevas experiencias y situaciones sociales”, dice Cronoslab.  “En Europa se está viendo que el sector hotelero tiene un papel no muy bueno dentro de las ciudades. Debido al exceso de plazas, las ciudades tienden a tener mucho turismo, transformando su centros en puntos de atracción que tienen a expulsar a los residentes de sus barrios, por eso el tema es bastante sensible, hay que tratarlo con mucho cuidado”.

 

 

Texto y entrevista: Dolores Garnica

Imágenes: cortesía de Cronoslab

Suscríbete a nuestra edición impresa

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!