TENTE.R Arquitectura: casa de la Barca

Luz natural desde el patio hacia la cocina y la habitación. El sol inunda la casa de la Barca, el proyecto de la firma de Ciudad de México TENTE.R Arquitectura, comandada por los arquitectos Mario Sada, Félix Villaseñor y Jorge Nosti. “En la búsqueda por fusionar el proyecto con el entorno natural, la casa de la Barca ejemplifica este concepto arquitectónico por medio de vistas a la presa Madín, más un patio trasero que se extiende a lo largo del predio atravesándolo para formar un núcleo central ajardinado de triple altura”, explica el despacho que iluminó este proyecto en el Estado de México.

 

 

TENTE.R, dedicada a la arquitectura pero también al diseño, desde mobiliario hasta accesorios, es reconocida por planear cada centímetro de sus proyectos, y muestra de esto es el concepto para esta residencia de 200 metros cuadrados: de la escalera que parece reunir interior y exterior, centro lumínico de los espacios, al el fino azulejo blanco para el baño y la madera utilizada en los balcones y pasillos.

 

 

 

“Dentro del patio, formado al centro para contener las circulaciones verticales, las escaleras no solo juegan su papel funcional como dispositivos de vinculación, también se convierten en un elemento escultural y objeto de contemplación por la iluminación cenital enfatizada por un domo panorámico”, explican los arquitectos.

 

 

Materiales transparentes para los barandales. Blancos sólidos para la fachada y los muros interiores que dejan libertad suficiente al colorido en mobiliario y esos detalles arquitectónicos que parecen sutiles pero que lo singularizan todo. Una fina sencillez que transforma los espacios en un elegante marco para la creatividad de los diseñadores, interioristas y, por supuesto, de quienes habitarán la casa de la Barca, como explica TENTE.R: “La sutileza de su diseño interior y sus acabados que remarcan el carácter contemplativo del proyecto evocan sencillez y tranquilidad. Cada detalle suma para proyectar el espacio acogedor que desde el clásico menos es más, libera de la saturación citadina a sus ocupantes”.

 

 

Texto: Dolores Garnica

Fotos: LGM Studio, cortesía de TENTE.R Arquitectura 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!