Cómo diseñar un edificio como si fuera un juego

El diseño arquitectónico es algo que ha evolucionado en las últimas décadas. No hace mucho tiempo, un arquitecto hacia un diseño en plano que luego era llevado a una maqueta, maqueta que era realizada con materiales mismos que solían usarse cuando se estaba en el hogar de infancia.

Esta evolución vino a raíz de la aparición de la computadora y con el poco tiempo de aplicaciones o software que han ido desarrollándose con el pasar de los años, de manera de ir mejorando y perfeccionando las presentaciones y el diseño en sí.

Tanto han evolucionado estas aplicaciones y software que ya hoy en día el hacer un diseño de un edificio pareciera ser un juego. Un ejemplo de ello es el software SketchUp. Esta es una de las aplicaciones más interesantes a la hora de presentar un diseño, empezando porque maneja 3D.

Esta aplicación tiene herramientas hasta el punto de poder conseguir un archivo con la galería más grande de modelos en 3 dimensiones del mundo, y del cual también se pueden ubicar miles y miles de objetos los cuales se pueden agregar al proyecto de forma directa.

Como característica resaltante, SketchUp te deja agregar algunas extensiones o complementos, dependiendo de las necesidades que tengas en tu proyecto, esto se hace de una forma muy sencilla, así podrás darle a tu diseño unos toques especiales.

Pareciera que estuvieras jugando mientras estas desarrollando un proyecto de envergadura, un proyecto donde posiblemente una familia pase el resto de subida, o donde pueda quedar el edificio donde vivan más de 200 familias. De este pequeño juego de la realidad, se puede basar un gran proyecto que puede marcar el futuro de muchas personas. Por ello el diseñador grafico o el arquitecto siempre realiza sus diseños pensando que él pueda estar viviendo en ese proyecto, de manera que todo quede en forma perfecta, a pesar de estar “jugando”.

 

Texto: Luis Enrique

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!