¿Qué es urbanismo?

El mundo de la construcción y el diseño sin duda tiene un amplio universo que explorar. Generalmente tienden a confundirse los conceptos que se tienen de cada elemento que participa en estos procesos, debido a la gran similitud que existe entre estos elementos, pues vistos en conjunto se encuentran puntos de contacto entre ellos, como es el caso del urbanismo.

¿Cuál es su origen?

Se deriva del término latín “urbs” traducido al español como “ciudad”, y que antiguamente hacía alusión a Roma, la capital del mundo Romano. El término urbanismo aparece en el siglo XX en el diccionario de la Real Academia Española, otorgándole su significado actual, el cual ha ido evolucionando a través del tiempo.

 

 

¿Cuál es su objetivo?

De ambos conceptos, tanto del inicial como del moderno, se puede definir el urbanismo como la disciplina que se encarga de establecer las condiciones que proveen un medio habitable a una civilización en el cual ésta pueda subsistir y progresar, siguiendo una serie de normativas establecidas que conlleven a la organización o reestructuración de los espacios y edificios que conformen una ciudad.

Por esta razón, es importante señalar que el referirse al término urbanismo abarca no solo las características físicas o estructuras que componen a una ciudad, sino también todos aquellos aspectos que surgen como consecuencia de una población establecida: la estética, la economía, la higiene, la tecnología, las tradiciones, el negocio y la capacidad, que se encuentran interrelacionados para poder otorgar una buena calidad de vida.

El urbanismo también estudia la geografía urbana y la población aproximada para poder distinguir las zonas en donde se puedan desarrollar sus proyectos y calcular un estimado del número de personas que allí habitarán. Sin embargo, el incremento eventual del número de personas que conforman una población genera como consecuencia la modificación de zonas urbanas, para poder otorgarles un espacio cómodo y que se adapte a las necesidades que puedan surgir, por esta razón se puede concluir con que el urbanismo no solo origina nuevas ciudades, sino que también transforma las ya existentes para poder trascender y evolucionar por medio de las innovaciones  y mejoras que permitan el desarrollo.

 

Texto: Luis Enrique

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!