risperdal claim eskalith strengths amitriptyline elavil 10 mg tablet risperdal iodine

Hugo Martínez-Tormo: del romanticismo a la crítica ecológica

Botar barquitos de papel al mar, o más citadino, al río que forma el agua al bajar por las avenidas en los temporales de lluvia, o lanzar una botella con un papel al mar, una carta, un mensaje de auxilio que aguarda, sin apenas esperanzas, ser encontrado. Para Hugo Martínez-Tormo, el gesto romántico de arrojar un mensaje al mar ha dejado de serlo para volverse una urgencia ecológica: el mensaje no está en el papel, sino en la botella.

 

 

La deriva de un gesto post-romántico es el título de la más reciente exposición del artista español, celebrada dentro del marco de la Semana del Arte 2019, que desde el 5 de febrero y hasta el 16 de junio se encontrará en el Centro Cultural de España en México.

 

 

Partiendo del hallazgo de dos botellas, una en el Parque Natural de la Albufera y otra en el Cabo de Gata, en España, Martínez-Tormo cuestiona las actuales prácticas cotidianas en el uso de plásticos a través de una investigación compuesta por una serie de instalaciones donde aborda el proceso de contaminación y el papel que juegan las nuevas tecnologías.

 

 

Cachalote, una de las piezas, muestra con crudeza el daño que ha causado la basura en los océanos: puestos sobre la mesa, papel triturado, trozos de manguera, cuerda, ganchos o bidones de agua, todo encontrado en el interior del estómago de este animal, todo eso que le costó la vida.

 

 

El impacto irreversible de la contaminación se muestra más metaforizado —pero no por ello menos escalofriante— en la instalación audiovisual Artificial membrane, donde se simula un ventanal cubierto por una capa plástica, como una enorme bolsa que impide la visión, y que genera en el espectador la sensación de sofocamiento al no poder ver más allá: el plástico podría cubrirlo todo.

 

 

Con esta exhibición, Martínez-Tormo busca despertar el interés del espectador por las problemáticas medioambientales para visualizar su magnitud, y desde este conocimiento, comenzar con pequeñas acciones privadas que en la suma de la comunidad, podrán cambiar el panorama de nuestro planeta.

 

Texto: Yaheli Hernández

Fotos: Alejandro Resendi, cortesía del Centro Cultural de España en México

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!