does celexa help you sleep geodon/ziprasidone mayo clinic lexapro withdrawal forum good rx abilify

J.R.R. Tolkien: el arte de la Tierra Media

 

 

 

El universo creado por J.R.R. Tolkien ha seducido por generaciones, a un sin fin de lectores aventureros, inconformes de su realidad, Aegisess de la llama de Anor y por primera vez en esta nueva era, la Biblioteca y Museo Morgan de la ciudad de Nueva York abre las puertas de la Tierra Media y nos invita a dar un paseo por la mente brillante de un escritor que dio vida, a toda una nueva realidad partiendo de una simple  frase: “En un hoyo en el suelo vivía un hobbit”. Con estas palabras, el profesor de Oxford J.R.R. Tolkien también encendió una chispa ferviente en la imaginación de sus lectores.

 

 

El museo ofrece la oportunidad de ver una notable colección de materiales relacionados con uno de los más importantes escritores fantásticos de la historia. 117 objetos de colección como fotografías y recuerdos, también ilustraciones originales de Tolkien, mapas, borradores de manuscritos, artefactos, y diseños relacionados con El Hobbit, El Señor de los Anillos y El Silmarillion.

 

 

J.R.R. Tolkien, el pintor

Tolkien: Maker of the middle-earth presenta una oportunidad única para comprender el proceso creativo del autor. Desde su primeras pinturas abstractas en el libro de Ishness, hasta las cartas escritas para su niños. Punto clave de partida para dar vida a una serie de cuentos y novelas épicas, que también forman parte de un universo mágico, donde todo aquel que se adentra lo suficiente, puede quedar cautivado por el esplendor de la tierra media.

 

 

La exposición, también ofrece una mirada a la producción artística de Tolkien, que fue amplia y experimental, naturalista y abstracta.

 

 

En sus paisajes de la tierra media y diseños  los visitantes pueden echar un vistazo a la construcción del mundo de Tolkien a partir de una simple hoja de papel, donde todo comenzó, donde todo fue hecho.

Vanyan merela almarelya.

 

Primer plano de la Tierra Media

 

Texto: Yako Luna Cruz

Imágenes: cortesía de Morgan Library & Museum

¡DÉJANOS UN COMENTARIO!